Dormir a un bebé

Cómo dormir a un bebé es la gran pregunta que se plantean muchos padres.  El problema del insomnio infantil afecta no sólo a los pequeños que lo sufren, sino también a los padres, que al cabo de un tiempo se vuelven irritables, faltos de fuerza y energía y no disfrutan al máximo de sus hijos. Si tu bebé duerme, tú también duermes. Te levantas descansado, relajado y con la vitalidad suficiente para afrontar un nuevo día, y eso mismo le ocurre a tu bebé.

cómo dormir a un bebé

Aprender a dormir a un bebé es un tarea fácil, si se sabe cómo. Siguiendo unas sencillas pautas, se puede lograr que los bebés duerman durante toda la noche. En la mayoría de las ocasiones, se repiten los mismos errores: los propios padres alteran el ritmo de sueño del bebé o no se crea un ambiente apropiado que facilite la relajación y las ganas de dormir.

A través de un método suave y tierno, se puede conseguir dormir a un bebé de manera natural y sin los traumas que suponen otros métodos. Quizás el primer consejo que se puede dar sobre cómo dormir a un bebé es: permite que tu bebé se quede dormido por sí mismo. En muchos casos, los papás no dejan que sus hijos se duerman solos, sino que los mecen, los pasean, etc., hasta que éstos cogen el sueño y entonces los acuestan. Es importante enseñar al bebé a no depender de nadie para poder dormirse. Los bebés, al igual que tú, saben quedarse dormidos por sí solos. La sensación de sueño aparece espontáneamente y dormir es una necesidad biológica como comer: no hace falta que nadie intervenga. Por eso, si acuestas a tu bebé despierto y permites que concilie el sueño por sí mismo, estarás dando un gran paso hacia la superación del insomnio.

Los bebés, al igual que muchos de nosotros, necesitan una rutina. Si bien es cierto que cuando son muy pequeños resulta prácticamente imposible de conseguir, a medida que avanza el tiempo se pueden ir adquiriendo ciertas costumbres, que si se repiten durante el tiempo adecuado, permitirán que dormir a un bebé no sea una tarea imposible de conseguir. Conocer cuál es la hora más adecuada para la realización de estas rutinas diarias también puede ayudarnos a implantarlas y seguirlas. De este modo conseguiremos que nuestro bebé aprenda de forma gradual y natural a conciliar el sueño por sí mismo.

Otro factor primordial a la hora de plantearnos cómo dormir a un bebé es la creación de un ambiente adecuado. Puede parecer simple y obvio, pero es un aspecto que muchas veces no se tiene en cuenta o al que no se le da la importancia adecuada. Un entorno apropiado facilita la conciliación del sueño. Por supuesto hay otros muchos factores que intervienen en el proceso por el cual los bebés se quedan dormidos, pero debemos facilitar todos aquellos que estén en nuestra mano y éste es uno de ellos. Un ambiente relajado y cómodo siempre incitará más al sueño que uno con luces o sonidos estridentes, por ejemplo.

Siguiendo esta línea, podemos optar por sonidos naturales y relajantes que ayuden al bebé a quedarse dormido con mayor facilidad que por ejemplo, el ruido de fondo de una televisión o un partido de fútbol. Hay sonidos mucho más apropiados que consiguen que dormir a un bebé resulte mucho más sencillo. Se trata de lograr que nuestro bebé concilie el sueño por sí mismo, por lo que buscar aquellos sonidos con los que se siente más cómodo y seguro harán que se relaje con mayor facilidad.

También es importante escoger el lugar adecuado. Siempre que nos cuestionemos cómo dormir a un bebé, debemos tener en cuenta que la ubicación de su lugar de descanso es fundamental para lograr resultados satisfactorios. La relajación se consigue a través del ambiente y el ambiente viene dado por el lugar. Por eso hemos de escoger la habitación apropiada para poder construir el ambiente idóneo a partir de ahí.

Saber cuál es la hora adecuada para dormir a un bebé también nos hará ganar puntos para superar la falta de sueño. Como ya hemos mencionado, las rutinas son importantes y por ello también lo es la hora de dormir. Conocer cuál es la mejor significará que nuestro bebé está más dispuesto a dormir que en cualquier otra hora del día.

Mediante consejos prácticos, sugerencias y sencillas pautas fáciles de seguir, nuestro método, basado en años de investigación y estudio sobre cómo solucionar los problemas de insomnio infantil, responderá sin ninguna duda a su pregunta de cómo dormir a un bebé. Y logrará que tanto el bebé como los padres lleven una vida más relajada, sin la tensión que implica la carencia de sueño, ni la irritabilidad que muchas veces lleva a los problemas de pareja.

2 respuestas a Dormir a un bebé

  1. Muchas gracias por la información, soy madre primeriza y no sé como hacer que mi hija duerma toda la noche de un tirón. Necesito descansar o me va a dar algo.

  2. Diana dice:

    Muchas gracias por todo estos consejos, en este momento estoy sufriendo desvelos continuos. Voy a probar alguna de estas sugerencias para hacer dormir a mi bebé. Saludos y felicidades por este excelente post.